Asunción por el FOGASA de parte de la indemnización hasta la constitución del Fondo de capitalización

Se pospone la constitución del Fondo de capitalización hasta el 31-12-2013, hasta entonces el FOGASA continúa haciéndose cargo del abono de 8 días de la indemnización por despido objetivo, hasta el 21-12-2011 tanto procedente como improcedente y a partir del 1-1-2012 sólo del procedente

Leer el resto de esta entrada »


El Congreso aprueba limitar la exención de IRPF para indemnizaciones por ERE

El pleno del Congreso ha aprobado que las indemnizaciones de los trabajadores afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) queden exentas de tributación hasta los 45 días por año trabajado. Aunque esta medida se limita a los ERE aprobados desde el pasado 6 de marzo. Así consta en el proyecto de ley de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas, que ha salido adelante en su último trámite parlamentario, por lo que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Tras la enmienda introducida en el Senado sobre fiscalidad, se iguala el tratamiento fiscal de las indemnizaciones de trabajadores afectados por ERE con las de los despidos improcedentes. Actualmente los afectados por un despido colectivo deben pagar el IRPF si la indemnización resultante de la negociación entre empresa y sindicatos supera los veinte días por año trabajado. Además, hasta diciembre de 2010 las empresas con ERE temporales autorizados podrán acogerse a la bonificación del 50% de las cotizaciones sociales si mantienen el empleo de los trabajadores durante al menos un año tras la finalización del expediente.

Entre las medidas para el empleo, destacan la posibilidad de que los trabajadores afectados por un despido colectivo repongan las prestaciones por desempleo ya utilizadas, con un límite de 120 días, por lo que no sufrirán merma de este derecho si finalmente se extingue su contrato. Además de otras medidas a favor de colectivos como autónomos, jóvenes o discapacitados, se establece que los trabajadores contratados durante dos años por empresas de inserción no podrán volver a tener un contrato de trabajo de estas sociedades.

desde| Expansionyempleo.com.


El Senado aprueba eliminar el pago del IRPF a las indemnizaciones por despidos en ERE

La Cámara Alta votó por unanimidad el proyecto de ley de medidas urgentes para el mantenimiento y el fomento del empleo y la protección de las personas desempleadas, en el que se incluye este punto sobre fiscalidad ya introducido en su trámite en el Congreso.

De este modo, se modifica la tributación de estas indemnizaciones, ya que actualmente los afectados deben pagar el IRPF si la indemnización resultante de la negociación entre empresa y sindicatos supera los veinte días por año trabajado.

Además, sólo salieron adelante dos enmiendas del grupo Mixto, una de las cuales permite calcular la pensión y la prestación por desempleo multiplicando los días trabajados por 1,5, para que los trabajadores que no hayan podido completar el mínimo de 180 días tengan derecho a tales prestaciones.

La enmienda fue defendida por el diputado Pere Sampol (Entesa), que en declaraciones a EFE explicó que se quiere ayudar a unos 300.000 trabajadores afectados por el parón de la temporada turística.

Por otra parte, el Senado incorporó en su dictamen que los trabajadores contratados por empresas de inserción durante dos años no puedan volver a tener un contrato de trabajo de estas sociedades.

La diputada del PSOE Matilde Fernández dijo a EFE que con la medida se intenta evitar el encadenamiento de bonificaciones dentro de las propias empresas de inserción e impulsar que el trabajador pueda conseguir un contrato indefinido en el sector.

Ahora, el citado proyecto de ley deberá volver al Congreso para la discusión de las enmiendas introducidas en el Senado y su definitiva aprobación.

El texto incluye además la posibilidad de que los trabajadores afectados por ERE repongan las prestaciones por desempleo ya utilizadas, con un límite de 120 días, por lo que no sufrirán merma de este derecho si finalmente se extingue su contrato.

Asimismo, se amplían un año más, hasta diciembre de 2010, las bonificaciones del 50% de las cuotas a la Seguridad Social que deben pagar las empresas que tengan autorizados ERE temporales.

Para que los empresarios puedan acogerse a esta bonificación, deben mantener el empleo de los trabajadores durante al menos un año tras la finalización del ERE.

desde| Cincodias.com.


El 88% de los despidos en el segundo trimestre fueron exprés

El 88% de los despidos registrados en el segundo trimestre de este año fueron exprés, una vía que “está facilitando la destrucción rápida de empleo”, según UGT, que ha reclamado que se elimine esta fórmula puesta en marcha en la reforma laboral de 2002.

Según datos del sindicato, desde mayo de este año son más los trabajadores que perciben la prestación por desempleo debido a cese por despido que por finalización de contrato. Por ello, UGT demanda la eliminación de este tipo de despido y plantea que el trabajador pueda optar a la readmisión si el despido es improcedente, como ocurre en Europa.

Unos 685.000 trabajadores fueron despedidos durante el segundo trimestre de este año, un 72% más que en el mismo periodo del año anterior y un 6,4% más que en el primer trimestre, ha añadido UGT.

De este total, el 88% de los despidos se produjo a través del despido exprés en el segundo trimestre del año, frente al 12% de despedidos a través de un ERE (Expediente de Regulación de Empleo). Es decir, un total de 601.914 trabajadores de los que cobran la prestación contributiva perdieron su trabajo de esta forma, que permite que se pueda extinguir la relación laboral sin reconocer causa alguna, a cambio del pago, en las 48 horas siguientes al mismo, de una indemnización por la improcedencia del mismo.

De esta forma, el empresario se evita el proceso de mediación o conciliación y ya no tiene que pagar los salarios de tramitación. De hecho, el sindicato sostiene que el despido exprés se ha convertido en la primera vía de salida del mercado de trabajo para los trabajadores indefinidos.

desde| elmundo.es.


Para exigir una indemnización por un error de Hacienda hay que probar el daño y su cuantía

Una sentencia de la Audiencia Nacional establece que, para poder reclamar a la Administración una compensación por el error producido, la lesión ha de ser real y efectiva, nunca potencial o futura, y el perjuicio patrimonialmente evaluable y determinado, pudiendo producirse su cuantificación definitiva en ejecución de sentencia.Si una empresa quiere que Hacienda le indemnice por los daños que le pueda haber ocasionado un error administrativo tiene que demostrar la cuantía del daño producido y no puede reclamar posibles daños futuros.Así lo entiende una sentencia de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, del 13 de octubre de 2009, según la cual “la lesión ha de ser real y efectiva, nunca potencial o futura, pues el perjuicio tiene naturaleza exclusiva con posibilidad de ser cifrado en dinero y compensado de manera individualizable, debiéndose dar el necesario nexo causal entre la acción producida y el resultado dañoso ocasionado”.Es decir, el perjuicio ha de ser patrimonialmente evaluable y determinado o determinable con relación a cada persona, pudiéndose producir su cuantificación definitiva en ejecución de sentencia.

desde|- elEconomista.es.


Cuando Hacienda recorta la indemnización por despido

Muchos trabajadores que son despedidos de su empresa, e indemnizados por ello, creen que han conseguido una buena compensación económica hasta que tienen que tributar a Hacienda. En ese momento pueden llevarse alguna sorpresa desagradable. Así, conviene saber que las indemnizaciones por despido no tributan todas por igual, depende del tipo de rescisión del contrato.

El caso más claro es el del despido improcedente de un contrato indefinido indemnizado con 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades. Esta indemnización está completamente exenta de tributar a Hacienda, el trabajador la recibe íntegramente. En este tipo de despidos es indiferente que el empresario haya argumentado un despido disciplinar imputable a incumplimientos del trabajador o uno objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, lo importante es que la propia empresa admita la improcedencia de dicho despido, o un juez lo dictamine por sentencia. En ambos casos el cobro de los 45 días por año con el límite citado no está sujeto a tributación.
Sin embargo, si la empresa argumenta un despido objetivo y el juez lo considera procedente; o si un trabajador está afectado por un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción, (hasta abril, más de 227.000 trabajadores se han visto inmersos en uno) la indemnización por despido es de 20 días con un máximo de 12 mensualidades.

En estos dos casos, las indemnizaciones están igualmente exentas de tributar a Hacienda. Pero, aquí puede venir la sorpresa, ya que si por cualquier acuerdo individual o colectivo entre la empresa y el trabajador -algo muy común en los ERE pactados- la indemnización supera los 20 días por año, la cantidad que exceda este tope sí debe tributar por IRPF. De esta forma, Hacienda se come parte de la indemnización por despido.

Si bien hay que precisar que lo normal es que a esta parte de la indemnización que sí tributa se le pueda aplicar una reducción del 40% por ser un rendimiento obtenido de forma irregular llama la atención sobre la forma de cobro de la indemnización, ya que dependiendo de ello el trabajador se puede encontrar con qué la reducción del 40% por renta irregular es inaplicable.

Desde | CincoDias


La Justicia rechaza que los despedidos y las bajas en un ERE cobren lo mismo

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera que una filial de Telefónica, que ofreció una prima de un 15% a los trabajadores que se apuntaron a un ERE, no discrimina al empleado que no lo hizo y fue seleccionado para el expediente.

 

El trabajador que no se acoge a los incentivos que ofrece la empresa para entrar en unERE no puede reclamar si, al final, la compañía le incluye en el Expediente de Regulación de Empleo. El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid estima que premiar la entrada en unERE no es discriminatorio, tal y como hizo una filial de Telefónica que ofreció una prima de un 15% a los empleados que se apuntaran al Expediente, según pactó con el Comité de Empresa y explicó a los trabajadores. 

En este caso, el empleado descontento por haber recibido un 15% menos que quienes se acogieron al ERE voluntariamente demandó a la empresa ante el Juzgado de loSocial número 21 de Madrid por discriminación. Su petición no fue estimada y recurrió al TSJ de Madrid, que tampoco le ha dado la razón. Una de las magistradas ha emitido un voto particular disconforme. 

Desde | Expansion