Los registradores piden que la reforma concursal refuerce los acuerdos de refinanciación

El Colegio de Registradores ve factible que la futura regulación contemple mejoras que fomenten el uso de los instrumentos extrajudiciales. Asimismo, ven “imprescindible” que se instaure un proceso más sencillo para tramitar el concurso del empresario individual.

El Colegio de Registradores reiteró ayer la necesidad de dar un balón de oxígeno tanto a los juzgados mercantiles como a las empresas con dificultades de financiación, especialmente, las de sectores estratégicos de la economía como el de la construcción.

Según consta en el Anuario Concursal elaborado por esta institución, en 2009 el 45% de las empresas que se declararon en concurso de acreedores pertenecían al sector de la construcción e inmobiliario. El documento pone de relieve, además, que hay 83.000 asalariados cuyos puestos de trabajo están comprometidos por estar sus empresas involucradas en un concurso. De ellos, 37.300 están vinculados a la construcción. Asimismo, las cifras ponen de relieve que el 75% del pasivo de los llamados acuerdos de refinanciación pertenece a compañías de este mismo ciclo. Ello demuestra, según explicaron los registradores, que las grandes constructoras e inmobiliarias están huyendo del concurso e inclinándose por soluciones de carácter preconcursal.

Por este motivo, Luis Fernández del Pozo, director del Servicio de Estudios del Colegio de Registradores, abogó por que la inminente reforma concursal otorgue “más fuerza y rigor jurídico a los acuerdos de refinanciación” entre la empresa deudora y sus acreedores. A su juicio, el sistema actual, “sólo sirve para la liquidación ordenada de las compañías” por lo que instó a que se “haga un esfuerzo para favorecer los arreglos extraconcursales” que permitan a las empresas en dificultad esquivar el concurso.

Todo apunta a que el anteproyecto que prepara el Ministerio de Justicia, que podría ir a Consejo de Ministros el próximo viernes, contemplará mejoras en las instituciones preconcursales. Según del Pozo, hay muchas probabilidades de que se acepte la sugerencia planteada desde el Colegio de Registradores para que la empresa en dificultades pueda acogerse a la moratoria del artículo 5.3 de la vigente Ley Concursal no sólo cuando negocie una propuesta anticipada de convenio, sino también cuando esté negociando un acuerdo de refinanciación.

En la misma línea, expertos consultados por EXPANSIÓN apuestan por que la reforma introduzca mecanismos que permitan imponer el acuerdo de refinanciación alcanzado entre una mayoría de acreedores y el deudor, a los disidentes. Desde el departamento de Reestructuraciones e Insolvencias de Garrigues, señalan que si, como todo apunta, la reforma va en esta línea “será muy positivo”. Herramientas como ésta ya funcionan en otros países de nuestro entorno como Francia o Reino Unido. “Son institutos preconcursales que permiten, a través de un procedimiento judicial simplificado y muy rápido, imponer a los acreedores financieros disidentes los términos de un acuerdo de refinanciación”, explican los expertos de Garrigues.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s