El paro es la “enfermedad crónica” de España, según The Wall Street Journal

Y van tres. Hoy le toca el turno a The Wall Street Journal, que al igual que hicieron The Economist y Bloomberg la semana pasada, dedica un artículo a repasar la situación de España con adjetivos poco benevolentes. La cabecera propiedad de Rupert Murdoch afirma que el paro es una “enfermedad crónica” en el país y que los españoles se han acostumbrado a ella.

El autor del artículo, Irwin Stelzer, reconocido economista y miembro del Hudson Institute, identifica el estallido de la burbuja inmobiliaria, que “ha golpeado a España con más fuerza que a ningún otro país europeo”, como el origen de la actual situación por la que ahora atraviesa la población activa española.

El análisis recuerda que la tasa de paro se sitúa en el 19,3% -de acuerdo con los últimos datos publicados por la oficina de estadísticas comunitaria Eurostat- y se encamina al 20%. Además, según el experto, todo apunta a que no va revertir la tendencia al alza en por ahora por varios motivos.

¿Qué frena la reducción del paro?

Para empezar, Seltzer defiende la idea de que los españoles “se han acostumbrado” a convivir con tasas de paro muy elevadas: entre 1884 y 1998 se situó entre el 16% y el 23%, y en los últimos 30 años no ha bajado del 9% en ningún momento. Por este motivo, afirma que los spaniards tienen la impresión de que se trata de una “condición natural” y cita a Jaime García-Legaz, secretario general de Faes, quien afirma que “mucha gente tiene la impresión de que el desempleo es como una pandemia española”.

En segundo lugar, otro factor que ayuda a que en España se acepte la destrucción de empleo desaforada con “relativa calma” es el sistema de prestaciones sociales. Los elevados subsidios que reciben los parados españoles, “entre el 80 y el 90% de los últimos sueldos durante dos años”, hace que rechacen “casi cualquier oferta de trabajo”.

En este punto, el economista incide sobre un nuevo problema sobre el que ya se han hecho eco desde diversas instituciones. Cuanto más tiempo permanezca una persona en las listas del INEM, menos atractivo será para la empresa que, además, se verá frenada por el elevado coste que del despido en España, que el autor del artículo sitúa entre 30 y 45 días por año trabajado -los que corresponden a los contratos indefinidos-.

Por último, Seltzer apunta a la economía sumergida, que aporta ingresos extra y frena todavía más a los españoles sin trabajo a abandonar su condición de parados.

El ‘enfermo de Europa’

En este contexto, el economista indica que el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, ha ignorado los mensajes de aviso de los organismos internacionales, como la OCDE, que instaban al Ejecutivo a vigilar el déficit, cada vez más abultado en orden a las partidas destinadas a impulsar el empleo y compensar a los parados.

Sin embargo, considera que estas medidas no son suficientes y afirma que, hasta que no convenza a los sindicatos y acometa una reforma del mercado laboral, los costes para las empresas seguirán poniendo la zancadilla al crecimiento del país.

desde | eleconomista

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s