Las pensiones aplazan impuestos

Los ahorradores tienen ya un boceto de lo que serán sus cuentas con Hacienda al cierre del ejercicio y aquellos que quieran mejorar su factura fiscal cuentan con un aliado en los fondos de pensiones. Más de la mitad de las aportaciones ingresadas en estos productos se realizan en las últimas semanas del año. Es, por tanto, en este periodo en el que las gestoras ponen toda la carne en el asador para desplegar las bondades de estas ofertas destinadas a complementar en el futuro la pensión pública.

Uno de los principales ganchos de los planes es su ventajosa fiscalidad. Las aportaciones a los fondos de pensiones reducen directamente la base imponible de forma que el beneficio es inmediato para el contribuyente. Pero este premio fiscal anual tiene un tope que viene determinado por la cantidad más baja que resulte de dos variables: El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo (50% para los mayores de 50 años) ó 10.000 euros, que se elevan hasta 12.500 euros para los mayores de 50 años.

Estas reglas del juego suponen que para un contribuyente que por su nivel de ingresos tenga un tipo impositivo del 43%, y aporte 10.000 euros a su plan el resultado de su próxima declaración de la renta le reportará un ahorro de 4.300 euros. Es como si de los 10.000€ aportados, Hacienda hubiese asumido 4.300 euros.

Los beneficios fiscales de los planes premian a las rentas más altas, ya que a medida que estos ingresos se reducen, disminuye también este incentivo fiscal. Para un partícipe que tenga una base imponible de 12.000 euros y haga una aportación de 1.200, el ahorro será del 24%, de forma que Hacienda le ayudará a pagar 288 euros de su aportación.

Los topes de aportación de 10.000 y 12.500 euros son también los que sirven como límite para poder aportar cada año a un plan de pensiones de un particular. Hay que tene en cuenta que estos topes de aportación son el límite conjunto para los diferentes sistemas de previsión social que además de los planes de pensiones incluyen los planes de previsión asegurados (PPA) y las mutualidades de previsión social.

En las declaraciones conjuntas de impuesto sobre la renta, estos techos máximos se aplican individualmente para cada uno de los cónyugues.

También se pueden hacer aportaciones a favor del cónyugue, siempre que éste no cuente con rendimientos del trabajo superiores a 8.000 euros anuales. En estos casos, se podrán reducir de la base imponible con un máximo de 2.000 euros.

Las personas con minusvalía también disfrutan de un régimen fiscal y de aportaciones diferentes.

desde| Expansión.com.

Anuncios

One Comment on “Las pensiones aplazan impuestos”

  1. Trackback dice:

    Comentario…

    [..]Articulo Indexado Correctamente[..]…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s